¿Cómo actuar en una entrevista de trabajo? Cinco trucos para cautivar al reclutador


¿Cómo actuar en una entrevista de trabajo? Cinco trucos para cautivar al reclutador
07/07/2018
El punto crucial del proceso de selección laboral es la entrevista de trabajo que realizaremos con los reclutadores. Piensa que ésta será la manera como tú te vendas al personal de recursos humanos, por lo que debes de comportarte con unos valores éticos y tener una buena actitud. También debes de mostrarte seguro de ti mismo.

Te damos cinco consejos para que hagas frente a esta parte del proceso.

1. Causa una buena impresión

Una de las cosas más importante es la primera impresión. Por eso, acude a la entrevista bien vestido. Aunque sea con un look casual, pero que se te vea arreglado/a. También es importante no ir masticando chicle, comiendo, manchado o fumando. Debes de causar una buena imagen, por lo que evita cualquier cosa que pueda hacerte quedar como una persona descuidada.

También es esencial no llegar tarde, ser puntual. De hecho, es aconsejable incluso asistir un poco antes. Eso no solo demostrará que eres una persona educada, sino que te servirá para no ir corriendo y estresarte. Una vez te encuentres con el entrevistador, muestra tus dotes de cortesía. Saluda con la mano. Ahora bien, no aprietes ni muy fuerte ni muy flojo. Puedes probar de ensayar en casa con un amigo o un familiar. Sé educado y si la persona que te hace la entrevista es mayor que tú evita tutearla, a no ser que te dé permiso. En el caso contrario, trátala de usted.

2. Contén tus gestos

El gesto corporal también es esencial. Por ejemplo, no te sientes demasiado debajo en la silla que puede ser un síntoma de dejadez o encogido que puede detonar vergüenza o inseguridad. Es importante estar erguido, pero tampoco demasiado lo que podría ser una muestra de altivez.
Aunque estés nervioso intenta controlar esos gestos que pondrán tu actitud en evidencia o pueden dar una mala impresión como mover el bolígrafo, morderte las uñas o picar con los dedos en la mesa.

3. La relación con el entrevistador

Debes ser educado y dejar que el entrevistador tome la iniciativa. No hables demasiado ni interrumpas al recruiter, que es de mala educación. Tampoco debes hablar poco porque eso es un signo de inseguridad. Responde las preguntas de forma coherente, ordenada y con las palabras precisas y concretas.

Es habitual que te hagan un recorrido por tu CV, las empresas que has trabajado, cuáles eran tus funciones y por qué te fuiste, responde a todas ellas sin mentir ni inflar tu experiencia.

Aunque el entrevistador te muestre cercanía, no tomes un exceso de confianza. La realidad es que esta persona te está haciendo una entrevista para contratarte o no en un trabajo. Así pues, no caigas en un lenguaje o una actitud demasiado informal. Sé cortés, amable y responde sin tapujos cada una de las preguntas. Tampoco hace falta que utilices palabras demasiado cordiales que no utilizarías en tu vida diaria. Tienes que ser natural.

Por otro lado, si el entrevistador es borde o desafiante tampoco caigas en su juego. Si te has encontrado en esta situación, nos lo puedes hacer saber en valoración de las empresas. En este caso, mantén la calma y la educación. Iniciar una discusión solo te perjudicará a ti que eres el que buscas trabajo, así que no entres en provocaciones.

4. Regla de oro: la sinceridad

Es muy importante la sinceridad. Ya sabes que se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Por eso, no mientas durante la entrevista de trabajo, porque tarde o temprano el empleador se va a dar cuenta y eso va ser contraproducente. Tú conoces tus defectos y virtudes, realza los lados positivos de tu currículum, tu experiencia. Eso también te servirá para que demuestres una cierta seguridad que te ayudará a crear una mejor imagen sobre ti. Así pues, también es importante no mostrarse dubitativo.  

5. Proactividad

También intenta mirar a los ojos al entrevistador. Sin ser desafiante, pero mirarle y escúchale. De este modo, mostrarás que estás interesado. Otra forma de manifestar tu interés en el puesto del trabajo es ser proactivo y preguntar cualquier duda que tengas. Normalmente, al final de la entrevista los recruiters dejan unos minutos para cuestiones o dudas relacionadas con el puesto del trabajo o si hay alguna cosa que no te haya quedado clara.

Si estás en la primera entrevista, no es aconsejable preguntar el sueldo. Si el entrevistador aún no te lo ha dicho es porque no quiere y espera que el proceso esté más avanzado para comentarte las condiciones salariales. Así que tranquilo, no es que se haya olvidado, te lo dirá en el momento que considere oportuno.

Todos estos ejemplos son consejos que puedes aplicar durante una entrevista de trabajo, pero lo más importante sé tú mismo. Tú eres tu mejor marca y vendedor.
 


Últimas noticias

17/02/2020

Como encontrar empleo con éxito

Sabemos que a veces encontrar empleo es una tarea estresante y llena de incertidumbres por este moti...

28/01/2020

¡Mejora tu calidad de vida laboral! con enelcurro.com

En el siglo XXI existen muchas empresas de todo tipo. Los trabajadores tienen muchas opciones a eleg...

20/01/2020

Consejos para motivarte en el trabajo

Está claro que no siempre tenemos ganas de trabajar o tal vez no nos guste demasiado el trabajo que...

08/01/2020

Tipos de jefes en el trabajo y como convivir con ellos

En prácticamente todos los puestos de trabajo y todas las empresas existe al menos un jefe, es algo...

30/12/2019

Las mejores empresas para trabajar en la actualidad

Nunca se sabe a ciencia cierta que empresa será la más adecuada para trabajar según nuestras nece...