Gestos que te delatan


Gestos que te delatan
06/07/2018
Los gestos y movimientos durante una entrevista de trabajo nos delatan. Es importante mostrarnos naturales, pero ¿qué gestos debemos evitar? A continuación, te detallamos unas gesticulaciones que podemos realizar sin darnos cuenta pero que ponen en evidencia y, mucho, nuestra actitud.

1. Actitudes corporales

Por ejemplo, mover demasiado las manos o picar con los dedos en la mesa, nuestro entrevistador lo puede interpretar como que estamos nerviosos y, por el contrario, tenemos que manifestarnos como personas seguras de nosotros mismos. También son signos de inseguridad acariciarnos reiteradamente el pelo, tirarnos de los oídos o morderse las uñas.

Si nos tocamos el mentón, eso acaba de decirle a nuestro interlocutor que hemos tomado una decisión. No sabrá cuál, pero la hemos tomado. La impaciencia es otra cosa que nuestros gestos nos pueden delatar. Esta actitud se traduce en nuestro cuerpo cuando frotamos las manos.

En cambio, un símbolo de seguridad puede ser sentarnos agarrándonos la cabeza. Aun así, ojo, porque esto también es un signo negativo, ya que muestra que tenemos una cierta superioridad hacia los demás.

2. Gestos con la cabeza

Los movimientos que hacemos con nuestra cabeza también nos delatan. Según su inclinación refleja el interés que tenemos a las palabras que nos está brindando nuestro interlocutor. En este contexto, si descansamos la cabeza en las manos es una señal de que nos estamos aburriendo. Otro gesto de aburrimiento es balancear los pies.

3. Juego de manos

El juego que realicemos con las manos o los brazos también pueden revelar mucho sobre nosotros. Así pues, cuando tenemos las palmas de las manos abiertas enseñamos que actuamos con sinceridad e inocencia. Ahora bien, la ira o la frustración se denotan cuando cogemos nuestras manos por la espalda. Si ponemos las manos en las mejillas, transmitimos que estamos haciendo una evaluación de la situación.

4. La nariz

La nariz también es un reflejo del alma. Así, que si la arrugamos o fruncimos el ceño es que estamos haciendo una valoración negativa de la entrevista. Además, un toque leve en la nariz es que acabamos de soltar una mentira. Este gesto también lo podemos realizar cuando estamos dubitativos o rechazamos una idea que nos acaba de sugerir nuestro interlocutor.

Así que, nuestro cuerpo y sus gestos son un lienzo de nuestra personalidad. Por eso, es crucial que intentemos evitar esas poses que nos delatan o que muestran una actitud negativa sobre nosotros mismos. Pese a ello, lo más importante es que seamos naturales y nos mostremos tal como somos nosotros mismos.

Si quieres saber más consejos sobre cómo afrontar una entrevista de trabajo para una compañía determinada o un perfil concreto puedes visitar nuestro apartado de empresa o entrevista.


Últimas noticias

20/05/2020

El teletrabajo, un sistema en auge para trabajar con empresas

Con la crisis del Covid-19 (Coronavirus) el teletrabajo se ha convertido en protagonista. Hace años...

08/04/2020

Pueblos que necesitan gente para vivir y trabajar en 2020 y otros consejos

El año 2020 está siendo complicado, extraño, sobre todo por la crisis originada por el coronaviru...

17/02/2020

Como encontrar empleo con éxito

Sabemos que a veces encontrar empleo es una tarea estresante y llena de incertidumbres por este moti...

28/01/2020

¡Mejora tu calidad de vida laboral! con enelcurro.com

En el siglo XXI existen muchas empresas de todo tipo. Los trabajadores tienen muchas opciones a eleg...

20/01/2020

Consejos para motivarte en el trabajo

Está claro que no siempre tenemos ganas de trabajar o tal vez no nos guste demasiado el trabajo que...